top of page

Criolipólisis: Reducción de Grasa No Invasiva

La criolipólisis es un tratamiento médico diseñado para reducir la grasa localizada mediante la aplicación de frío controlado. Este procedimiento es conocido comercialmente como "CoolSculpting". La técnica aprovecha la susceptibilidad de las células grasas a temperaturas frías para cristalizarlas y destruirlas sin dañar los tejidos circundantes.



¿Cómo funciona?

El procedimiento comienza con una evaluación inicial en la que un especialista identifica las áreas donde se desea reducir la grasa. Una vez determinadas las zonas a tratar, se coloca un aplicador en la piel que succiona el tejido hacia un panel de enfriamiento.

El dispositivo enfría la zona a una temperatura controlada, generalmente entre -5 y 5 grados Celsius. Este frío extremo cristaliza las células grasas, lo que eventualmente lleva a su muerte. Después de la sesión, que dura entre 35 y 60 minutos, el área tratada puede ser masajeada para ayudar a descomponer las células grasas cristalizadas. En las semanas siguientes, el cuerpo elimina naturalmente estas células muertas a través del sistema linfático.


Beneficios

Uno de los principales beneficios de la criolipólisis es que no es un procedimiento invasivo. No requiere cirugía, incisiones ni anestesia, lo que reduce significativamente los riesgos asociados y el tiempo de recuperación. Además, la mayoría de las personas pueden reanudar sus actividades normales inmediatamente después del tratamiento.

Los resultados se desarrollan de manera gradual, lo que permite una apariencia más natural y menos abrupta en comparación con algunos procedimientos quirúrgicos.



Áreas Comunes de Tratamiento

Las áreas del cuerpo que comúnmente se tratan con criolipólisis incluyen el abdomen, los flancos (costados), los muslos, los brazos, la papada y la espalda. Estas son zonas donde la grasa localizada tiende a ser más difícil de eliminar a través de la dieta y el ejercicio.


Efectos Secundarios

Aunque la criolipólisis es generalmente segura, puede haber efectos secundarios temporales como enrojecimiento, hinchazón, moretones y sensibilidad en el área tratada. Estos efectos suelen desaparecer en unos días. Es importante tener en cuenta que los resultados pueden variar de persona a persona, y algunas personas pueden requerir múltiples sesiones para alcanzar sus objetivos de reducción de grasa.

Es crucial entender que la criolipólisis no es una solución para la obesidad. Está diseñada para reducir la grasa localizada y no debe considerarse como una opción para la pérdida de peso generalizada. Por lo tanto, una consulta detallada con un especialista es esencial para determinar si este tratamiento es adecuado para ti.



Contraindicaciones

No todas las personas son candidatas ideales para la criolipólisis. Aquellos con ciertas condiciones de salud, pueden no ser aptos para este procedimiento. Es necesaria una evaluación médica exhaustiva para identificar cualquier posible contraindicación.

La criolipólisis es una opción popular para quienes buscan reducir la grasa localizada de manera no invasiva y con un tiempo de recuperación mínimo. Este tratamiento puede proporcionar resultados efectivos y duraderos cuando se realiza bajo la supervisión de un médico calificado.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page